nav-left cat-right
cat-right

Cartílago de Tiburón

Cartílago de Tiburón

Cartílago de Tiburón

Propiedades.

El cartílago de tiburón de Heritage son cápsulas cuya base es un mucopolisacárido condroide extraído del cartílago de las aletas y la cola del tiburón. La sustancia activa es la escualamina, que tiene actividad antibiótica y anticancerosa; su uso más frecuente es para la eliminación de los vasos sanguíneos que nutren los tumores, por su efecto antiangiogénico.

Beneficios.

  • Además de la acción antiangiogénica, ofrece beneficios anti-inflamatorios y estimula el sistema inmunológico.
  • Tiene un: factor anti-angiogénesis (crecimiento vascular tumoral).
  • Un antígeno anti-inflamatorio.
  • Aumenta la producción celular y humoral.
  • Tiene acción contra bacterias, virus y hongos.
  • Es un potente curador de heridas.

Revisado por los doctores Adriel Villalobos (Costa Rica) y César De León (Panamá).

Beneficios específicos.

  • Lupus
  • Herpes
  • Eczema
  • Psoriasis
  • Complicaciones oculares
  • Heridas profundas
  • Flebitis
  • Hemorroides
  • Fístulas
  • Várices
  • Acné
  • Artritis y artrosis
  • Problemas bacteriales y virales
  • Síntomas relacionados con la diabetes
  • Modulación de matástasis
  • Tumores y cáncer.

Componentes.

Es un complejo mocopolisacárido acídico, que además contiene colágeno y glucosaminoglicanos, incluyendo sulfatos condroitinos a, b, y c. (250 mg. Por cápsula).

Contiene un 70% de mucopolisacáridos, mientras que otros productos a base de cartílago de tiburón, tiene entre un 20 y un 30%. No contiene alérgenos y puede usarse por tiempo prolongado sin efectos secundarios.

Dosis sugerida.

Adultos: 2 a 3 cápsulas por día con las comidas. Para lograr efectos terapéuticos rápidos en cáncer y artropatías degenerativas, se requieren dosis más altas. Consulte a su médico de confianza o con los médicos asesores de Heritage.

Indicaciones.

Suplemento nutricional que tiene principios anti-inflamatorios y antiangiogénico, por lo que es recomendado tanto para prevención como para el tratamiento de múltiples enfermedades creadas por producción excesiva de vasos capilares así como por procesos inflamatorios.

Advertencia.

La administración oral y tópica del cartílago de tiburón ha probado que no es tóxico ni mutagénico, sin embargo no se debe suministrar a niños, a mujeres embarazadas o en período de lactancia, ni a cardiópatas o candidatos a cirugía.

No tomar en procesos de revascularización, por ejemplo, después de un infarto de miocardio.

Crisis curativa.

Puede producir cólicos y diarrea.

Sobre el cartílago de tiburón.

El cartílago es un complejo ácido mucopolisacárido que contiene sustancias protéicas, colágeno-desnaturalizadas, sustancias no protéicas  glucosaminoglicanos, sulfato de condroitina a, b, y c. Cada una de estas sustancias juega un papel muy importante, para iniciar una respuesta curativa o de proteger al cuerpo de varias enfermedades degenerativas.

Sobre los tiburones.

El tiburón, criatura marina de la familia de los escualos a la que siempre se le ha conocido como “el asesino de los mares”, puede llegar a ser el mejor amigo del hombre en la lucha contra el cáncer.

Por ser animales prehistóricos, los tiburones no tienen esqueletos calcificados como la mayoría de las criaturas avanzadas, sino que están construidos por cartílagos.

Se ha descubierto que los tiburones son sumamente sanos. Aún cuando sufren heridas masivas graves, capaces de matar a otras especies, en el tiburón sanan rápidamente en su totalidad y sin infección.

Parte del secreto está en el sistema inmunológico del tiburón. Su sangre tiene gran cantidad de anticuerpos capaces de destruir una vasta gama de bacterias y virus, y también ciertos químicos que podrían matar a un ser humano. Ejemplo de esto ha sido un experimento mediante el cual se ha alimentado a los tiburones con una sustancia extremadamente potente que causa cáncer, llamada aflatoxina y en casi 8 años de investigación y de esfuerzo continuo, nunca se pudo producir un sencillo tumor en ningún tiburón.

Los tiburones no se enferman de cáncer.

Científicos del instituto de tecnología de Massachussets, han descubierto una sustancia en el cartílago de tiburón que hace más lenta la formación de vasos sanguíneos en los tumores sólidos, deteniendo así su crecimiento. Un motivo de la longevidad de los tiburones es que son unas pocas  criaturas que casi nunca enferman de cáncer. Parece que la abundancia de cartílago podría explicar el porqué y podría dar al hombre una vía para prevenir y curar esta devastadora enfermedad.

Antecedentes.

En la década de los sesenta, en Boston, el dr. Judah Folkman, m.d. Del hospital de niños y de la facultad de medicina de Harvard, trabajaba con una hipótesis sobre la naturaleza de los tumores. El tumor es un tejido nuevo formado por células que proliferan sin control. La prevención del cáncer y de la muerte por esta causa, podría depender entonces de frenar la multiplicación incontrolada de las células. Folkman, al igual que todos los investigadores de la época, sabía que los tumores requieren de un aporte rico de sangre para su crecimiento.

En 1971 publicó su ya famosa hipótesis en the sun england journal of medicine, cuyos principales puntos son: los tumores no pueden crecer sin una red de vasos sanguíneos que los nutran. La inhibición del desarrollo de vasos sanguíneos podría ayudar en la posible terapia para el cáncer. Se tardó casi 20 años para poder usar la teoría y abrir las puertas hacia el control de la enfermedad. Este proceso se llama anti-angiogénesis.

La angiogénesis.

El término angiogénesis se acuña en 1935 para referirse a la formación de nuevos vasos sanguíneos en la placenta durante el embarazo. Deriva del griego “angio” (vasos sanguíneos) y “génesis” (formación de) tal como se emplea hoy, la angiogénesis se refiere a la formación de nuevos vasos sanguíneos durante el desarrollo o crecimiento de un individuo, o bien al reemplazo de los vasos lesionados en un tejido ya existente. En un adulto normal, la red de vasos sanguíneos está bien establecida. La angiogénesis ocurre con poca frecuencia: durante la ovulación, el  embarazo, en la cicatrización de heridas y fracturas y en ciertas enfermedades el corazón y/o de la circulación.

La angiogénesis (también llamada neovascularización) solo vuelve a  ocurrir durante el desarrollo de un tumor u otra enfermedad que requiera de una nueva red sanguínea (artritis reumatoidea, retinopatía diabética, glaucoma neovascular, psoriasis, degeneración macular). ****el dr. Folkman pensó que si se podía detener la angiogénesis, se podía detener el crecimiento de los tumores****

¿Pero dónde encontrar los inhibidores de la angiogénesis o como se podrían desarrollar?

Los científicos decidieron buscar un inhibidor de la angiogénesis en el cartílago. Pensaron que si es avascular (sin vasos sanguíneos), podría impedir la formación de vasos sanguineos. A mediados de los sesenta, otros científicos del instituto de tecnología de massachussets comenzaron a estudiar la inhibición de la vascularización. Los doctores Robert Langer y Anne Lee, informaron en la prestigiosa revista “science”, que el cartílago encontrado en las paletillas de los terneros era capaz de inhibir la vascularización de los tumores sólidos. En su experimento inyectaron en conejos y ratones, un extracto de cartílago de ternero. Los animales no mostraron ninguna señal de toxicidad y se detuvo la formación

De nuevos vasos sanguíneos hacia tumores implantados dejando éstos de crecer.

<<<<<<<<<< ¿Por qué de tiburón y no de bovino?>>>>>>>>>>

El cartílago de bovino o becerro se ha usado por mucho tiempo en el  tratamiento de enfermedades inflamatorias. Si bien ambos cartílagos producen los mismos efectos, se descubrió que los extractos de tiburón requieren mucha menos purificación (para conseguir la inhibición de la angiogénesis) que los de los bovinos.

Hay menos grasa adherida al cartílago de tiburón, en comparación con la que hay en las vacas, por lo que se podría afirmar que el cartílago de tiburón es más puro. Además los mamíferos tienen una cantidad muy pequeña del mismo, mientras que el tiburón tiene el esqueleto totalmente compuesto por cartílago.

Sobre el cartílago de tiburón de Heritage.

Heritage ofrece una composición única japonesa, de extracto de cartílago de tiburón producido exclusivamente en una de las pescaderías comerciales más grandes de Japón.

El cartílago de tiburón de Heritage contiene un 70% de mucopolisacáridos. Mientras que los de otras marcas tienen entre el 20 y el 30%.

Acción.

Investigadores revelaron que los hidratos de carbono complejos presentes en el cartílago (mucopolisacáridos), le otorgan otras ventajas terapéuticas además de la inhibición de la angioagénesis. Los mucopolisacáridos ejercen un efecto inmunorregulador y también antiinflamatorio.

En 1990 los investigadores japoneses demostraron que existen por menos dos proteínas más también contra la angiogénesis, y cuando estos componentes trabajan juntos, probablemente ocurre un efecto sinérgico, ventaja importante del consumo de un producto natural.

El cartílago de tiburón trabaja a través de la acción de proteínas complejas, contenidas en él, las cuales inhiben el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos, evitando así que un tumor se desarrolle e incluso reduciendo el tamaño de los ya existentes.

Aplicaciones.

Estudios demostraron que los tumores y el cáncer no eran las únicas enfermedades que el cartílago podía resolver con su efecto antí-angiogénico. Puede aliviar afecciones menores como el acné y los quistes, y también por su acción antiinflamatoria, es beneficioso en el tratamiento de artritis, artrosis, várices, flebitis, hemorroides, retinopatía diabética y otras enfermedades.

Veremos cómo actúa en algunas de ellas, cáncer, tumores, metástasis. En estados unidos los niños entre los 5 y los 14 años se mueren más de cáncer que de ninguna otra causa. Solo en estados unidos el cáncer mata a más de 650,000 personas todos los años. Cada año se diagnostican más de 1 millón de nuevos casos sólo en los estados unidos. Cada día más de 3000 pacientes en ese país, reciben la mala noticia de que tienen cáncer. La incidencia de mortalidad está aumentando y la batalla contra el cáncer está muy lejos de ser ganada.

Heritage ofrece una alternativa natural, no tóxica, para el tratamiento del cáncer. Los tipos de cáncer que responden mejor al cartílago de tiburón son los tumores sólidos, pues al estar formados en una 50% por vasos sanguíneos y espacio intersticial, reacciona bien al efecto anti-angiogénico del producto.

En la experiencia clínica que se tiene hasta hoy, el cartílago de tiburón da buenos resultados en cáncer de próstata, seno, cerebro, ovario, útero, pulmón, riñón, páncreas, colon, estómago, hígado y sarcoma kaposi. Es necesario ir ganando mayor experiencia para poder ir observando resultados en otros tipos de tumores sólidos, afirma el dr. William lane, investigador pionero sobre el cartílago de tiburón, y autor del libro “shark still don´t get cancer”· (los tiburones no contraen cáncer). Como vimos, más arriba, sin una red de vasos sanguíneos que les aporte sustancias nutritivas, el tumor muere. El cartílago de tiburón inhibe la vascularización, por lo que se puede indicar como terapia contra estas enfermedades, con la ventaja de que no destruye el sistema inmunológico, como si lo hace la quimioterapia y la radioterapia.

Una investigación en nueva Inglaterra, afirmó que los inhibidores de la angiogénesis no solo detenían el crecimiento de tumores, sino que también prevenían la aparición de metástasis. Según estudio realizado por cuatro médicos dirigidos por el dr. Noel weider y entre los que figuraba el dr. Folkman, las zonas de vascularización observadas al microscopio aportaron pruebas demostrativas de que al igual que ocurre en los  tumores, la aparición de metástasis depende de la angiogénesis, pues las  células tumorales penetran más fácilmente en los capilares recién formados que en los vasos ya maduros. Por lo tanto, la angiogénesis ofrece a las células una ruta perfecta para entrar en el aparato circulatorio y provocar así la dispersión de metástasis. “sin vascularización hay escaso número de metástasis”.

Dra. Patrica d´amore, del laboratorio de investigación quirúrgica del hospital de niños de boston. Si se impide la formación de la red sanguínea, se puede impedir también el crecimiento del cáncer, lo cual sugiere que el cartílago de tiburón puede ser no sólo como terapia, sino también como una medida preventiva o profiláctica.

En 1991 al dr. Lane le concedieron la patente de uso del cartílago de tiburón pulverizado que elaboró, lo cual indica que el proceso funciona (solo se puede obtener una patente si se es capaz de demostrar  nos resultados concretos). Este incansable investigador consiguió la colaboración del hospital Ernesto contreras de tijuana, para tratar a 8 pacientes en etapa terminal con cartílago de tiburón. Al cabo de dos meses, se observó una reacción positiva en 7 de ellos. Uno de los casos más impresionantes fue el de

Una mujer con cáncer en el cuello uterino inoperable, que a las 11 semanas de tratamiento se redujo en su totalidad (100%) y desapareció el dolor completamente. Todo lo quedó fue tejido cicatrizal.

“queremos el apoyo de la comunidad médica para que los pacientes no tomen cartílago de tiburón sin la supervisión médica y así tener mejores resultados”. (dr. Lane). <<<<este es uno de los descubrimientos más importantes hecho hasta ahora en la lucha contra el cáncer. Utilicémoslo>>>>

Acné.

El acné es una enfermedad cutánea frecuente causada por la obstrucción de los poros de la piel, con la consecuente formación de granos y abscesos inflamados e infectados.

Las bacterias crecen en los poros obstruidos y descomponen parte de la grasa del cebo, irritando aún más la piel. Su tratamiento no siempre resulta eficaz. En los adolescentes el uso de fármacos anabolizantes puede empeorar el acné, al igual que ciertos cosméticos que obstruyen los poros. La tretinoína aplicada, seca la piel, pero debe de utilizarse con precaución.

Los antibióticos orales (como tetraciclina, minociclina y eritromicina) pueden desarrollar en las adolescentes infecciones vaginales por levaduras. Cuando los antibióticos no dan resultado, la isotretinoína vía oral representa el mejor tratamiento, pero puede tener graves efectos colaterales. La terapia con rayos x no es recomendable y los corticosteroides tópicos pueden realmente empeorar el acné.

Algunas formas naturales de combatirlo son: la dermoabrasión (frotar la superficie de la piel con un instrumento metálico abrasivo para desprender la capa superior) puede ser útil para las cicatrices pequeñas; el efecto beneficioso del sol, que seca la piel y causa una ligera descamación que acelera la curación y el cartílago de tiburón de Heritage, que ayuda a desinflamar y a desinfectar la piel, (por su efecto antiinflamatorio y antibacterial) además de contribuir al proceso de cicatrización.

La artritis.

La artritis reumatoide es una inflamación de las articulaciones que generalmente afecta los dedos, pero puede atacar diversos sistemas de órganos, nervios, vasos sanguíneos, ojos y hasta médula ósea. Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos y la aspirina, ayudan a  aliviar algo el dolor y la inflamación, pero es criticamente importante controlar la inflamación articular con productos modificadores de la enfermedad, para prevenir la erosión y deformidad, tal como el cartílago de tiburón de Heritage. Además las dosis altas de fármacos  antiinflamatorios, como la prednisona, tienen efectos secundarios

Complicados como osteoporosis, catarata, aumento de peso, hipertensión, diabetes entre otros, mientras que el cartílago de tiburón no presenta efectos adversos.

El sulfato de condroitina –su ingrediente activo-, al ser regenerador articular, favorece en el tratamiento de artropatías degenerativas, como la artritis reumatoide, la artrosis y la osteoartritis en dedos y  rodillas, según informes del departamento de reumatología del hospital universitario ghem de bélgica y el instituto clínico de ortopedia y traumatología de la universidad de siena, Italia.

Várices (venas varicosas).

Son venas agrandadas visibles bajo la piel, que ocurren por mal función de las válvulas de las venas de las piernas. Los embarazos, las troboflebitis, la obesidad o una cierta predisposición congénita pueden hacer que las  válvulas se ensanchen y debiliten. La sangre se estanca así en las venas, sobre todo de las piernas y éstas se vuelven gruesas y tortuosas, dando muy mal aspecto.

Para su tratamiento se recomienda hacer ejercicio con regularidad, evitar sentarse o estar de pie durante largos períodos, las medias comprensivas que mejoran el retorno venoso, la cirugía y la esclerosis de várices. Como complemento, el cartílago de tiburón ayuda por su acción antiinflamatoria.

Hemorroides.

Son dilataciones varicosas de las venas del recto, que pueden manifestarse con picor, dolor, ardor, inflamación, supuración o sangrado. Los factores que favorecen su aparición, son: estreñimiento y diarrea,  esfuerzos prolongados, obesidad, vida sedentaria, deportes como el ciclismo y la equitación, embarazo y parto, trastornos circulatorios, abuso de alcohol y comidas picantes. Su tratamiento consiste en el empleo de sustancias venotónicas antiinflamatorias como el cartílago de tiburón.

Retinopatía diabética.

La diabetes es una enfermedad muy seria que puede causar problemas como ceguera, enfermedades cardiacas, mal funcionamiento de los riñones y amputaciones, pero se puede controlar con dieta, ejercicio y suplementos especiales.

Las enfermedades de los ojos que son una complicación de la diabetes pueden ser tratadas antes de que la pérdida de la visión ocurra. La retinopatía diabética (daños en los vasos sanguíneos de la retina) es la

Enfermedad que más causa ceguera en América, en los adultos. En algunas personas que la padecen, los vasos sanguíneos retinales pueden inflamarse y producir micro-hemorragias. En otras, nuevos vasos  sanguíneos anormales crecen sobre la superficie de la retina (neovascularización). Estos cambios pueden resultar en pérdida de la visión o en ceguera.

Se puede tratar con cirugía láser para reducir los vasos anormales, pero esta no restaura la visión que ha sido perdida. El cartílago de tiburón de Heritage, por su efecto antiangiogénico,  previene e inhibe el desarrollo de esta enfermedad, además de que su  poder antiinflamatorio, actúa en la retinopatía diabética producida por la inflamación de la mácula ocular. Es importante reforzar su acción con platinum, pues las proantocianidinas son agentes protectores del sistema vascular, que previenen las  hemorragias producidas en la retinopatía diabética, ayudan en el control del glaucoma y mejoran en ambos casos, la agudeza visual.

Presentación.

Frasco de 60 cápsulas.

Precio.

$ 45.00 el frasco.

Registro Sanitario.

# A00018 Ministerio de Salud de Panamá.